El poder de la calle. La cultura urbana como medio de transmisión de valores.


 

por Rocío Domínguez. Gestora Cultural, especializada en proyectos relacionados con cultura urbana. Joven de 26 años.

 

Veamos, ¿Cómo comenzar un artículo para hablar de jóvenes y de proyectos sobre cultura urbana?

Cuando hablamos de términos como “cultura urbana”, “subcultura” o términos más específicos como “rap”, “graffiti”, “artista urbano” o “break dance” hoy por hoy pertenecen a un mundo todavía desconocido para la mayoría de personas, a pesar de que se trata de conceptos que nos rodean en nuestra vida diaria. Probablemente, si nos paramos a pensar, todos nosotros tenemos algún conocido que dedica o dedicó su esfuerzo y tiempo a alguna de estas disciplinas de forma profesional o por hobby en algún momento de su vida.

Cuando hablamos del término de cultura urbana, habitualmente se conoce como aquella corriente artística y cultural que ha surgido y ha bailado siempre paralelamente a los movimientos de las corrientes y disciplinas artísticas y culturales mal llamadas oficiales o quizás también conocidas como populares. Pero, ¿Qué ocurre cuando decides dedicar tu tiempo a realizar intervenciones y/o proyectos para este colectivo?

Todo comenzó hace años, quizás desde antes de saber que me quería dedicar a esto. Siempre tuve claro que las acciones que involucraban a las personas a participar tenían una esencia distinta, ayudaban al cambio del mundo y de nosotros mismos. Tuve la inmensa fortuna de poder disfrutar de Juan Antonio Ramírez como profesor y gracias a él, conseguí hacer click en mi manera de pensar, ver la creatividad y la innovación artística en su más amplio espectro.

Por cosas de la vida, he elegido como gestora, trabajar en proyectos relacionados con la juventud, por y para la juventud, porque yo soy una más y me resulta más fácil y realista ver las carencias y los puntos fuertes. A raíz de varios proyectos y trabajos, consideré que los eventos relacionados con la cultura urbana, salvo los de gran afluencia, estaban realizados por personas afines pero con falta de profesionalidad, es decir, con toda la carga creativa pero a falta de otros conocimientos también necesarios e importantes que no hay que dejar de lado en cualquier evento.

Cartel Oficial de Madrid Urbano

Cartel Oficial de Madrid Urbano

En la época en la que vivimos actualmente, existe un auge de proyectos relacionados con la cultura urbana, la sociedad y la comunicación, y cada vez se dan más cuenta que los ciudadanos viven la calle y constituyen la calle, tienen una necesidad imperativa de crear de igual manera que lo puede hacer un artista reglado. Porque, ¿Qué artista no ha sentido alguna vez que ha nadado en contra de la corriente? Utilizando la laxitud social actual ante este tipo de eventos, nace, como decía anteriormente, un auge en este tipo de propuestas.

No son todos los que son, pero si todos los que están. Tipos de eventos.

Cuando hablamos de eventos relacionados con la cultura urbana, lo primero que nos viene a la memoria a todos son los conciertos, generalmente de rap. Los conciertos son algo estable en este mundo, tanto de los artistas consagrados como de los más noveles que deciden mostrar su maqueta. Además de los conciertos, a modo de competición, podemos encontrar las ya clásicas batallas de gallos, de la calle a las salas de las grandes ciudades. Quizás la más conocida es la Red Bull Batalla de los Gallos, un evento internacional con clasificatorias en algunos de los países de Iberoamérica. En este tipo de eventos, Red Bull es el sobresaliente. Además de las grandes batallas de Red Bull, existen a nivel nacional algunas convocatorias con clasificatorias importantes, como la batalla de Hipnotik, con clasificatorias en Madrid y Valencia, o Gold Battle.

Además de las batallas de gallos, a modo de competición y cuando hablamos de danza destacan especialmente las competiciones de bboying, o mal llamado break dance, habitualmente a base de duelos 1 vs 1 o 2 vs 2. En esta clasificación Red Bull también es imperante con su batalla internacional, pero a nivel nacional destacan especialmente Doble K.O. con clasificatorias en grandes ciudades repartidas por la península.

El resto de actividades urbanas, como el skate, el roller, el parkour o incluso el beatbox, son actividades con una representación menor pero creciente año tras año, consolidando un lugar en los grandes festivales relacionados con este medio.

Es habitual encontrar eventos basados principalmente en alguna de las disciplinas citadas anteriormente, sin embargo, cada vez más, debido a la asistencia de un público pluridisciplinar, es imperante la introducción de varias actividades dentro de un evento.

Estamos en un momento de auge respecto a los microfestivales, es decir, un festival generalmente de un día de duración compuesto por varias actividades de varias disciplinas, en una sede o en varias para el evento. Además de ser la forma más fácil con la que comenzar un proyecto de estas características, es la forma más económica, puesto que tanto si se trata de alquilar o mediante cesión del espacio, cuanto menos tiempo dure y más condensado esté, mucho mejor. Además, el microfestival es la fórmula de prueba de éxito del evento, poco a poco, edición tras edición, viendo la aceptación del público se podría ir añadiendo programación al evento hasta aumentar en tiempo y en espacio y pasar a ser clasificado como festival.

 

Cómo lo conseguimos

Bien, si planteamos el hecho de crear un evento de estas características siempre podemos elaborar el evento por nuestra cuenta, pero lo más recomendable es contar con colaboraciones. La mejor siempre será la colaboración institucional que, en la mayoría de los casos, cede recursos que son aun más valiosos que el dinero, es decir, el propio espacio, los técnicos y el personal de sala e incluso apoyando en la difusión.

Previamente, el planteamiento en mi caso lo hago mediante reuniones y la elaboración de un dossier, muy visual, que muestre de una manera clara, concisa y dinámica el espíritu del evento, aquello que queremos transmitir. Imagino que cada uno, en este tema, tenemos nuestras propias fórmulas; en mi caso, suelo incluir enlaces externos, testimonio en primera persona e incluso, a la hora de presentarlo formalmente, invito a artistas de confianza relacionados con el proyecto para que puedan aportar su propia visión. Es decir, una visión verdadera y palpable, más allá de un producto que queremos vender.

 

Cómo lo transmitimos.

En este tipo de proyectos, hay que reforzar los puntos positivos. Conocemos la dificultad de este mundo, surgido en las calles como medio fundamentalmente de expresión. Muchas veces la propia sociedad y medios se han encargado de transmitir aquello que no es en todos los casos, por puro desconocimiento. Para librarnos de ello, lo mejor es hacer hincapié y reforzar los objetivos.

Las personas

Para el nacimiento de una idea inicial, es decir, cuando hablamos del lado creativo de la producción, lo mejor es pedir opiniones. Este hecho es una idea que siempre debe cumplirse, la documentación previa es vital para la elaboración de un buen evento y un correcto desarrollo. Sin embargo, cuando hablamos de eventos relacionados con cultura urbana, adquieren un matiz especial. En esta cultura, a veces endogámica, existe el sentimiento de pertenencia. Es decir, o estás dentro o estás fuera. Sin embargo, si vienes de fuera, probablemente nunca llegues a estar dentro por más que lo intentes.

Los contactos para un gestor son fundamentales. Sin embargo, a mi me gusta tratar con personas, no con contactos. Son personas con las que tengo fuertes lazos en común, me intereso conocer como son, sus ambiciones y sus luchas interiores. Este hecho en mi caso es básico para crear sinergias y colaboraciones. Destaco la idea de la no competición pero si la apuesta firme por la colaboración entre todos. La empatía es fundamental, porque su éxito es también el tuyo.

Madrid Urbano

Siguiendo las necesidades existentes en Madrid y bajo la alianza y colaboración de mis dos compañeros y yo, decidimos aprovechar las circunstancias y crear de las pocas batallas de gallos grupales existentes hoy por hoy en el panorama nacional.

Tras trabajar con mi compañero Sergio anteriormente y visto que el resultado fue positivo, decidimos aprovechar la visita de un amigo suyo a Madrid y crear un buen evento en tiempo récord y partiendo de cero.

La sede de Madrid Urbano fue cedida gratuitamente. A pesar de no contar con unas instalaciones demasiado adecuadas a nuestro tipo de evento, se solucionó aportando un contenido dinámico y de calidad  para un público participativo cuyo resultado fue aforo completo desde el inicio.

La sede de Madrid Urbano fue cedida gratuitamente. A pesar de no contar con unas instalaciones demasiado adecuadas a nuestro tipo de evento, se solucionó aportando un contenido dinámico y de calidad para un público participativo cuyo resultado fue aforo completo desde el inicio.

Sergio, quizás le conozcáis más como Chuty, mc ganador nacional de la Red Bull Batalla de los Gallos nacional 2013 y su amigo DToke, mc ganador internacional de la misma batalla del mismo año. Tras coincidir en Argentina, quedó pendiente un duelo entre ellos dos que iba a quedar resuelto en un momento único. Sólo disponíamos de un fin de semana en el que DToke estuviera en Madrid para realizar el duelo y crear un programa variado que completase el proyecto. Decidimos crear una serie de actividades paralelas que tuvieran el mismo peso y justificación que el duelo entre los dos ganadores, es por ello que incluimos la batalla de gallos por grupos, exhibiciones de beatbox y conciertos a modo de showcase de bandas de música emergentes.

Debido a la falta de tiempo, decidimos recurrir a personas (que no contactos) con los que habíamos trabajado previamente, con los cuales habíamos podido tener la oportunidad de saber cómo son; es en este momento donde contamos con la ayuda de nuestro compañero Salva en el equipo organizador. Para la coorganización, recurrimos al Ayuntamiento de Alcobendas que, mediante el Consejo de la Juventud de Alcobendas, es decir, Ibrahím y Lucía nos ayudaron a interceder en las negociaciones para la cesión del espacio, apoyo en difusión y las demás necesidades.

Cuando hicimos la llamada a artistas, tuvimos una gran acogida, los mejores mc´s de España decidieron participar a cambio de un premio minúsculo, por el simple hecho de conocernos, saber cuáles eran nuestras intenciones y las del propio evento. Tuvimos el mejor speaker, el mejor Dj, el mejor beatboxer y los mejores artistas a cambio de un gracias enorme y un presupuesto muy pequeño. Conseguimos involucrar a nuestro público objetivo al nivel de colaboradores o embajadores de Madrid Urbano, ayudando de manera voluntaria para que todo saliera bien.

Seguridad

Sin embargo, cuando hablamos de control, no está de más disponer de seguridad en el recinto, como si se tratase de cualquier tipo de evento. Os mentiría si dijese que no he tenido seguridad y policía infiltrada en este tipo de eventos, simplemente por ser del carácter que son. La seguridad nunca está de más, es lo más necesario. Ante pequeños conflictos ocasionales, es bueno velar por la seguridad de los asistentes así como para apaciguar y tranquilizar, la seguridad debe ser visible. En Madrid Urbano, a pesar de ser un evento pequeño, disponíamos de varios filtros de seguridad tanto visible como infiltrada para actuar ante la más mínima disputa, por suerte, la conducta de todos los asistentes fue ejemplar y no hizo falta la actuación.

Comunicación

Como únicos medios de comunicación y difusión disponíamos una cuenta de correo electrónico, un cartel, un videoflyer, una nota de prensa y una cuenta en la red social Twitter. A través de ellas llevamos a cabo la comunicación entre concursantes, la difusión entre nuestro público objetivo y profesionales, además de la solución de dudas surgidas sobre la marcha por el público asistente. Aun así, nuestro espectro de actuación era corto. Para solucionarlo, decidimos involucrar cada uno de los artistas, patrocinadores, dj, speaker, jurado y beatboxer en el evento, eran embajadores de Madrid Urbano. Todos ellos desde sus cuentas personales contribuían a la difusión. Junto a ellos, también difundía el propio ayuntamiento a través de las diferentes concejalías involucradas, el Consejo de la Juventud como organismo y nuestros puntos de venta, entre ellos la tienda Triburbana, muy conocida por ser de las primeras tiendas relacionadas con el HipHop de Madrid. Aun así, todas estas contribuciones se quedaban cortas.

Al iniciar la difusión, vimos el gran interés y seguimiento por el público latinoamericano. En un principio no estaba planteado como target potencial sino secundario, pero tuvimos que cambiar de opinión tras la fuerte demanda ante un posible streaming o videos posteriores. Para solventar este problema, colaboramos con TheUrbanRoosters como “media partner” encargados de la difusión posterior. El streaming decidimos que no era viable por respeto al público presente que había pagado su entrada para ver el evento. Madrid Urbano es un evento 100% autofinanciado cuyos cachés a artistas fueron sufragados mediante porcentajes, elaborados tras el total económico reunido al final del evento. Un streaming suponía, poco respeto y posiblemente pérdida de asistentes que habían pagado su entrada.

Batalla entre DToke (derecha) y Chuty (izquierda) durante su duelo en Madrid Urbano

Batalla entre DToke (derecha) y Chuty (izquierda) durante su duelo en Madrid Urbano

Gracias a las grabaciones de TheUrbanRoosters, conseguimos un mayor retorno e imagen del evento, consiguiendo difundir los verdaderos objetivos del proyecto. Desde un inicio, Madrid Urbano hablaba en redes sociales con términos como hermandad o familia Madrid Urbano. Este hecho, formaba parte de uno de los objetivos principales del proyecto, cuyo interés era potenciar la unión entre colectivos y facilitar una red de artistas basados en el respeto mutuo. Tras el evento, gracias a los videos de TheUrbanRoosters y el trabajo en redes sociales, se recopilaron fotos, opiniones y sugerencias para posibles mejoras y soluciones que forman parte del legado posterior del evento. Este material, animamos a que se difundiese, que fuese accesible para todos los asistentes y no asistentes interesados, también útil para la elaboración del clippin posterior con muy buenos resultados profesionales pero sobre todo personales, para todos y cada uno de los asistentes al evento.

Participantes de la batalla de gallos grupal Madrid Urbano, incluida Astrales, una de las pocas Mc´s mujeres

Participantes de la batalla de gallos grupal Madrid Urbano, incluida Astrales, una de las pocas Mc´s mujeres

Solidaridad

Madrid Urbano, por su origen eminentemente social, colaboró con Banco de Alimentos de Madrid, con la recogida para la Operación Kilo. Tras un aforo completo, conseguimos reportar numerosos kilos de alimentos no perecederos a la organización. Sin embargo, a pesar de ser uno de los objetivos superados más potenciales, desde la organización, no consideramos oportuno difundirlo, puesto que se trata de una actividad solidaria cuyo fin es ayudar sin ningún tipo de lucro. No se difundió pero si se consiguió, el objetivo estaba superado y lo importante era ayudar.

Foto del grupo malagueño, ganador de la batalla de gallos grupal de Madrid Urbano junto al jurado

Foto del grupo malagueño ganador de la batalla de gallos grupal de Madrid Urbano junto al jurado

Finalmente, consideramos Madrid Urbano un éxito a nivel profesional puesto que a pesar de ser un evento pequeño con muy poco tiempo y partiendo desde cero, se consiguió llegar y superar los objetivos marcados por el equipo. A nivel personal, en general los asistentes tienen un buen recuerdo del evento, alianzas y amistades surgieron y salieron reforzadas tras aquel día, mostrándonos el interés por una segunda edición. Como evaluación propia, hubo cosas que fallaron, el evento no fue perfecto y pudo haber sido mejor. Sin embargo, lo importante es no olvidarlo y aprender para no cometer los mismos errores. Con Madrid Urbano conseguí afianzar una de mis premisas en la vida, tanto a nivel personal como a nivel profesional y es la importancia de las personas, sean cuales sean sus gustos y su forma de vivir. Es necesario escuchar, valorar y descubrir las necesidades para solventarlas en la medida que uno puede y siempre estar en constante aprendizaje para crecer como gestor pero sobre todo como persona.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *