Tejer identidades a través de la Educación Artística. Una herramienta integradora. 1


 

La Educación Artística ha ido evolucionando para encontrar una incardinación con las necesidades de las personas con las que se trabaja. Del puro academicismo para acercar el Arte hasta la mediación transversal en valores. A través de la Educación Artística se pueden crear espacios de aprendizaje basados en el intercambio cultural, el diálogo y la comunicación, el fortalecimiento de las identidades culturales, la resolución de conflictos y la participación multicultural.

Permitan que comience el artículo con una lectura:

«Toda la tierra hablaba una misma lengua y usaba las mismas palabras. Los hombres, al emigrar de oriente, encontraron una llanura en el país de Senaar y se establecieron allí. Y se dijeron unos a otros: Ea, hagamos ladrillos y cozámoslos al fuego. Se sirvieron de los ladrillos en lugar de piedras, y de betún en lugar de argamasa. Luego dijeron: Ea, edifiquemos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue hasta el cielo. Hagámonos famosos y no andemos más dispersos por la tierra. El Señor descendió para ver la ciudad y la torre que los hombres estaban levantando y dijo: He aquí que todos forman un solo pueblo y hablan una misma lengua, y éste es sólo el principio de sus empresas. Nada les impedirá llevar a cabo todo lo que se propongan. Pues bien, descendamos y confundamos su lenguaje para que no se entiendan los unos a los otros. Así el Señor los dispersó de allí por toda la tierra y dejaron de construir la ciudad. Por eso se le llamó Babel, porque allí confundió el Señor la lengua de todos los habitantes de la tierra y los dispersó por toda su superficie» (Génesis 11: 1-9).

Iniciando el texto con la metáfora bíblica de la Torre de Babel vengo a señalar como ésta puede entenderse como el primer paradigma de la multiculturalidad de la historia. Era la primera vez que la humanidad allí reunida formaba parte de una empresa común, global, en la que hombres y mujeres tenían cabida. Yahvé, deseando extender su pueblo por toda la tierra, quedó extasiado por la empresa conjunta que habían conseguido levantar todos los hombres a una, y decidió darles una lengua distinta a cada uno, generando una gran confusión y la dispersión por falta de entendimiento.

¿Inicio del multiculturalismo y de la desafección humana?

Siglos después nos encontramos inmersos en una sociedad globalizada que pretende, muy al contrario que en épocas diluvianas, uniformizar a los individuos, provocando incomunicación, exclusión del que no es igual y falta de identidad, elementos que pueden ayudar a cultivar una cultura social no pacífica. En ocasiones, el mundo globalizado se presenta como un desierto de identidades diversas, muchas veces no respetadas, irreconciliables, discriminadoras las unas de las otras. Junto a este panorama, ciertamente desolador, se yerguen ciertas prácticas, con trasfondo socioeducativo, que utilizan la educación artística y la creatividad como herramienta integradora.

Para seguir leyendo: Revista Cultural Lacharca

Revista Cultural La Charca

Revista Cultural La Charca


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Tejer identidades a través de la Educación Artística. Una herramienta integradora.